---

Baul Teatro

---
Home / Saber mas / Artículos de Interés
A+ R A-

Articulos día del Títere

21 de marzo, día del títere. Artículo de César Tavera

Lectura realizada en Querétaro para celebrar el día del Títere en el 2008

21 DE MARZO - DÍA DEL TÍTERE
POR.- CÉSAR TAVERA


Buenas Tardes a todos los asistentes.
Estamos en este Coloquio para celebrar el DÍA DEL TÍTERE y eso nos lleva a reflexionar sobre varias interrogantes que se abren y nos mueven a tratar de dar respuestas a ellas.

1.- ¿Por qué celebrar el día del títere este día?

La fecha  21 de Marzo es relativamente nueva ya que se instituye este día en una asamblea de la Unima Internacional celebrada en el año 2000 , y esto nos da la oportunidad de compartir, juntarnos con otros como nosotros que caminan por este arte, amantes de los títeres, de los titiriteros y titiriteras.

Antes, el día del títere lo celebrabámos el 1 de julio, día del Santo Patrono San Simeón.
Si los gremios de artesanos tenían cada uno un santo ¿por qué los titiriteros no?, el santo salo o loco que se burlaba de si mismo para predicar.
Invento o no de Mané Bernardo y Sara Bianchi en la década de los años 40-50
Creado posiblemente para tener alguien a quien dirigirse a solicitar apoyo ya que pienso que antes como ahora ir a las Instituciones era igual que ir con el santo, pero para  recibir respuesta quizá el santo era más efectivo.

La oración decía:

Bien amado San Simeón
quien para poder servir mejor al señor,
hizo un títere de él mismo para ridiculizar al pecado
y ayudarnos a ser fuertes en virtud.

Dannos la misma fortaleza tuya San Simeón
que nos mostraste riéndote de las debilidades de la vida humana
Mientras en la soledad pedías la guía divina
para salvar nuestras almas.

Pero a mi manera de ver creo que  el día del títere no es solo el 21 de marzo.

Para mi el día del títere es  y ha sido un lunes o quizá un miércoles o un domingo de función.

En mi memoria remota fue un día escolar,  cuando en la primaria Francisco G. Sada nos cobraron una cuota y en el patio se presentó una persona  que movía unos muñecos de hilos y que trabajaba  junto con un equilibrista al que promocionaban que podía sostenerese con una mano de un envase de coca cola. La sorpresa venía al ver que era una réplica de ese envase hecho de madera y de un tamaño descomunal.

Día del títere cuando en la televisión local de Monterrey - en el canal 3 - con el payaso Pipo se presentaba Fely y sus marionetas  con los números del pianista y la calaca que se desbarataba.
Día del Tìtere  el jueves, cuando nos sentábamos apresurados frente al televisor esperando la serie inglesa de los Thunderbirds con sus cuatro naves fantásticas y la familia titiritera luchando contra los males del universo.

Tiempo después eran los martes los días del Títere,  esperando la serie de los muppets y sus invitados, reconociendo los personajes y adivinando como es que se movían cada uno de ellos.

Como no recordar mi día del títere con Beto y Enrique en la plaza,  estando a veces cerca y otras veces leeeejoooos.

Otro día mas en Xalapa,  en una muestra nacional de teatro del 83,  cuando la risa, el asombro y con alguna que otra flecha que cupido nos mandaba para enamorarnos de esos seres de hule espuma que contaban historias de humor negro, escritas en prosa pero dichas Con –verso y un Pandemonium


Dia del títere un lunes  de 1985 en las aulas del teatro de la ciudad viendo como un montón de objetos cotidianos realizaban números de circo manipulados por un ecuatoriano que al igual que las sirenas hechizaba con su voz y narraba la historia sobre un burro de planchar. Para después pasar a un taller de construcción de objetos donde  lo mas importante era la detonación de  la sensibilidad.

Día del títere en el Teatro Monterrey y una compañía americana nos envuelve con las rutinas de hilos .

La canadiense Nora Rae presentando Handlet una pantomima de manos iluminada para ser vista en un teatro a reventar con mas de 900 personas.

Las rutinas de la trouppe, sus pantomimas de mano y las corridas de toros.

Viruta y Capulina esos cómicos que  en el cine se dejaban arrastrar por Cascabelito.

Días de títeres todos los domingos en el teatro de la ciudad de Monterrey a las 12 del día  con un grupo diferente cada vez, cuando Issstecultura los llevaba de gira y pudimos ver ahí los pingüinos y sus paraguas, las técnicas novedosas, los hilos, los guantes, las sombras.

Días de títeres en el 86 en el aula magna de la UANL en un festival con invitados nacionales que llegaban de Saltillo a Monterrey. Grupos con sus historias de ratones, un personaje hecho con un coco, un teatrino cilíndrico, y de nuevo el Pandemonium.

Día del títere cuando los Paladines de Francia, de 10 kilos de peso y con siglos de historia nos son presentados por unos titiriteros llegados de Palermo con quienes además compartimos el espagueti que ofrecieron a los titiriteros del Festival.

Un maravilloso día del tìtere cuando Roberto Lago, a sus 92 años, nos puso a bailar en La bodega de Baùl en el segundo Festibaúl.

Un día del títere es maravillarse por primera vez con los tamaños y réplicas de títeres en el teatrino

Jugar con las manos donde salen de ellas ladrando los perros, saltando conejos, y volando las  aves junto a la magia de la luz dejando solo las sombras

Día del Títere al conocer a Pedro Carreón que celebraba sus días bailando tras el teatrino y de vez en cuando repartiendo puntapiés .

Cuando en España vimos a una niña gitana tratando de sacar a su padre de la cárcel, mientras todo el pueblo se incendiaba gracias a la habilidad de cuatro titiriteros del grupo Axioma que orquestaban todo el montaje con 200 títeres en escena.

Cuando en plena oscuridad de un teatro dos brasas encendidas de sendos cigarros nos contaban las historias y no se necesitó más.

Cuándo un títere violaba a una actriz en pleno escenario en Charleville Mezieres

Y dos viajeros se metían a sus maletas para dormir y soñar mientras llegaba su tren.

Y también, cuando la cachiporra no deja títere con cabeza.


2.- ¿Y POR QUÉ CELEBRAR EL DÌA DEL TÍTERE?


En nuestra experiencia

Por la sonrisa arrancada al titiritero por un niño

Por tener el placer de recibir como regalo las pañoletas llamadas atributos de los niños cubanos que disfrutaron nuestra función

Para escuchar ¡ ahí va el señor de los títeres!

Para que un niño le diga  a las sombras ¡ya estoy grande y no le tengo miedo a la oscuridad!

Por sentir a la distancia la presión del dedo señalando al diablo o al fantasma con el siempre grito acompañante

Por sentir el silencio y los pensamientos paseantes que vienen con la reflexión de un espectáculo

Para emocionarse con un aplauso cálido que te derrite

Y ver ese brillo en los ojos de un público agradecido

Para sentirse complacido por un trabajo bien hecho

Porque este día lo festejamos y preparamos el siguiente

Porque hacemos la tradición día a día

Porque el títere con su magia desaparece al titiritero.


¿Y DÓNDE CELEBRAMOS ESTE DÍA?

En el rincón mas alejado de nuestro territorio

En el rincón mas alejado del extranjero

En el centro del teatro mas equipado

En el centro de la plaza mas iluminada

Bajo un arbotante

En el kiosko de la plaza

Detrás de un teatrino de guante en Colombia donde  un ladrón te pone una pistola en las costillas y te dice: ¡ no baje las manos, este es un asalto!

En la feria del pueblo con 3 segundos para armar tu teatrino y 5 segundos para desarmarlo y abandonar el escenario.

A un lado del perro que siempre se atraviesa en plena función

Lidiando con los niños que centímetro a milímetro van conquistando su acercamiento al escenario bajo la apatía de los padres o maestros

Con los técnicos teatrales del siempre “no hay”  y con los que te miman y disfrutan su trabajo

Con los funcionarios  “número – estadísticos”

Con los escasos funcionarios que aman su trabajo y apoyan tu día

En sierra Mojada después de recorrer mas de 130 kilómetros de terracería donde los títeres llegan blancos no de susto sino llenos de polvo

En los Centros de readaptación después de haber sido manipulados bruscamente por los custodios para saber si no llevan nada adentro y emulando a Spejebl y Hurvineck títeres checos que fueron apresados durante la etapa del nazismo.

En las escuelas donde aprenden como comportarse frente a un público

En las iglesias siendo irrespetuosos con medida trabajando en el atrio o con el altar como mesa mientras al Santísimo lo cubren con una tela para no faltarle al respeto cuando seguramente también quería ver la función

En los museos, unos exhibiéndose como piezas y otros exhibiéndose en la función

En la plazas comerciales vendiéndose

En las plazas públicas jugando  a ser grandes

En las fiestas infantiles compitiendo con el mago, los ponies, brincolines, muñequitas y llorando las mas de las veces por esto.

En los festivales viéndose en las manos de otros

En las mesas de crítica, homenajes, análisis, coloquios y reuniones, y los títeres con su impaciencia para seguir moviéndose.

¿QUIÉN LO CELBRA?

Los títeres y los titiriteros. Y las titiriteras

Como dice mi compañera Elvia Mante

¿Y las mujeres? ¿Solo se invita a los hombres a reflexionar? ¿Por qué en grupos de dos, de hombre y mujer siempre es el hombre al que se invita a hablar?
Pero ese será otra cuestión que podremos tratar en el encuentro de Titiriteras Mexicanas del Festibaúl...

¿PARA QUÉ?
Contestando con palabras de Elvia Mante:

Para hacer posible el verbo humanar
Los títeres hacen posible esto y nos da la posibilidad de ser personas
Personas que se preguntan porque las cosas son como son,
si podrían ser mejores
Personas que no solo matan el tiempo sin sentido y sin propósito
Personas que se preguntan:
¿Que tanto somos personas?

Para llegar a las personas que asisten a ver los títeres
En su búsqueda por ser mas humanos
Y por compartir con los otros
La posibilidad de contrarrestar
La deshumanización.
En fin.

Porque nos hace vivir y compartir la vida

Hoy es el día del títere ...y mañana también.